HÁBITAT PARA EL ESPACIO PROFUNDO                                    _2018

     La idea de “otros mundos posibles” ha impulsado al ser humano desde sus orígenes hacia la creación de un imaginario que articule la posibilidad de la vida en un planeta distinto; perspectivas que suponen un anhelo casi inherente a la esencia humana: el misterio, el miedo a lo desconocido, sumados al ego colonizador, que busca erigirse en la especie dominante del Espacio Exterior y a la necesidad de un planeta en el que empezar de cero tras agotar los recursos de este.

        Sin embargo, el Espacio Exterior requiere de un paso previo al asentamiento: la construcción de hábitats intermedios que vayan adecuando nuestras constantes al nuevo entorno espacial. Estos espacios se convierten en colonias autosuficientes en órbita y suponen una adaptación al exterior, pero ¿qué ocurre en nuestro espacio interior?

      Aceptado el “eminente viaje al espacio profundo”, como un futurible que abandona lo utópico y se empieza a materializar… las cuestiones a debatir, las que atañen a todos los seres humano, las que se hablarían no sólo en los círculos de erudición o en los de pura fantasía serían las relativas a la implementación de modelos, ¿qué tipo de sistema político?, ¿qué modelo de desarrollo?, ¿emulamos los sistemas de organización social de la Tierra… o nos aventuramos a idear y experimentar un estado ideal/ utópico como ya hicieron Platón y muchos otros?¿sería posible partir de cero? ¿Qué pasaría con nuestra identidad? Si mañana nos invitaran a ir a Marte, ¿cuál sería el equipaje?

Proyecto:  Tania García.

Comisariado: Sonia Cabrera

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now